martes, 19 de diciembre de 2017

Paola quedó feliz con el masaje que le dio Gil.

A la mañana siguiente del estreno de Paola las señoras estaban preparando el desayuno, mi compadre y yo nos acercamos a la cocina a saludarlas para ver la cara de Paola que trataba de ponerse muy seria, solo las saludamos con un rápido beso en la mejilla. Cerraba los ojos y recordaba cómo me cogí a Paola pasaban las imágenes de como se la estaba cogiendo Gilberto, recordé como la miraba de cerca mi compadre cuando Toño se la estaba picando. En resumen. ¡Todos nos la cogimos!!... Quien la viera tan seria cocinando. Saqué unas cervezas del refrigerador pues la resaca estaba con todo, Paola prefirió un café negro cargado, mi compadrito se veía de muy buen humor le pregunto a su esposa; ¿te gustó el masaje Hindú que te dio Gilberto?... Paola le respondió con mucho aplomo. Sí me gustó mucho es el mejor masaje que me han dado... Mi esposa le entró al quite; parece que al que le gustó más fue a ti pues se nota que lo disfrutaste mucho cuando te acercaste a Gilberto y te pajeo la verga mientras tenía bien ensartada a tu esposa. Jajaja. Mi compadre reía apenado y Gaby lo remató; si quieres le decimos a Gil que te dé un masaje a ti, pues él no tiene tapujos. Jajaja. No muchas gracias así estoy bien, si ustedes no pueden no repartan. Jejeje. Desayunamos con unas miraditas cruzadas con algunas sonrisas al comentar algo picante. Se despidieron y se fueron a su casa.
Mi compadre me llamó el martes para comentarme; hablé con Paola de todo lo ocurrido y está feliz,  mi esposa está muy cambiada ahora todos los días cogemos como cuando éramos recién casados Paco estaba fascinado, nos invitaban a cenar para el día siguiente solo algo informal. Al día siguiente nos presentamos en su casa les llevamos un Pay de queso y una botella de cava. Paola está bellísima no sé qué les pasa a las damas cogelonas que irradian sensualidad. (O será mi mente cochina). Paola nos saludó con una sonrisa y me besó los labios, a Gaby le dio un fuerte abrazo y le beso las mejillas, mientras yo le daba a mi compadre un abrazo con un agarrón de nalgas que respingó. Servimos varios tragos y cenamos muy sabroso, empezó la sobremesa y Paola le preguntó a Gaby ¿Aparecieron mis Pantys?... Pues las perdí en tu casa la última vez. Jajaja. Gaby le respondió: El sospechoso es Toño pues a mí se me han desaparecido varias... Jejeje. Platicamos algunas anécdotas de la noche del sábado, más algunas preguntas que le hacía Pao a mi esposa a cerca de coger con varios tipos. Dice que estaba tan aturdida y caliente que no supo ni con quien cogió. Con todos le recalcó Paco.
Paco empezó a hablar como comentarista de deportes para dar el marcador final de esa noche. Paola se cogió cuatro cabrones, Gaby solo cogió dos cabrones, Susy se echó dos cabrones. Paola fue la ganadora del torneo. Jajaja. Gaby le reportaba igual: Paco se cogió dos coños y uno tiro se le fue al aire cerca del área chica. Jajaja. Total que los ganadores son Paola y Paco. Jajaja. La plática nos relajó y prendió a mi compadre empezó a decirle a mi esposa que si le podía tirar un penal pues con ella no hubo “partido” pues si Paola me ayuda con mi marido, Paola me sorprendió pues exclamó; con todo gusto comadrita yo me encargo de que me meta un gol. Jejeje.
Nos fuimos los cuatro a la recámara, mi compadre feliz caminaba en medio de las dos acariciándoles las nalgas al mismo tiempo. Paco puso una película porno en la TV. en la que dos mujeres le ponen una cogida tremenda a un tipo, mientras la veíamos estábamos desnudando a las damas. Ellas me recostaron en la cama y me bajaron los bóxeres se hincaron una a cada lado empezaron ¡dándome una mamada de campeonato!! A dos bocas se rozaban las lenguas como lo veían en la pantalla. Mientras mi compadre les acariciaba las nalgas y les alternaba unas mamadas en sus culos, luego le metía el pito a mi mujer, yo jale a Paola para hacer un 69 con ella y así podían seguir dándome la súper mamada. Le abría sus nalguitas respingonas de Pao y le corría la lengua de su culito a su coño que estaba bastante jugoso, me fui a mamarle su culito para  tratar de meterle la falange de mi dedo pero cada vez que iba entrando se movía para sacarlo.
Paola se giró para cabalgarme pero sus nalgas quedaron en la boca de mi mujer que de inmediato le mamaba el coño con desesperación. Pao sorprendida la volteaba a ver con ojos de plato se acomodaba mejor para que le siguiera mamando, Gaby tenía un orgasmo muy fuerte. Paola cuando ya estaba a punto del orgasmo se subió encima de mí, ¡mi esposa le centraba mi verga en su coñito! nos acariciaba con su mano el sexo de los dos. ¡Uff que rico se movía Pao mientras se venía con fuerza! Paco estaba en las nubes estrujando con fuerza las nalgas de mi esposa mientras le hacía un rápido mete saca, viendo con ojos de plato como le metía la verga a su mujercita, que se daba unos sentones tremendos mientras le estrujaba sus chichitas, mi esposa gritaba: ¡me voy a veniiiirr!! ¡métela toda!! ¡Hhaagghh que rico nos estamos viniendo!! ¡Tú lechita está muy caliente me quema rico!! ¡Uff que rico pero quiero más!!  Le pedía mi esposa.
Eso contagió a Paola que empezó con unas punzadas tremendas en su coñito se dejó caer en mi verga  se quedó quieta, grito con todo; ¡me estoy viniendo mucho!! ¡Ayy compadre que rico me estás cogiendo!! Le empezaron unas convulsiones en sus nalgas que las movía violentamente a cada lado con mi verga totalmente encajada, me empecé a venir muy dentro de ella cada vez que le soltaba un chorro de leche se le sacudían las nalgas, sus músculos vaginales me ordeñaban hasta la última gota. Nos quedamos descansando los cuatro en la cama, mi compadre estaba recostado entre Paola y Gaby le metía mano a la panocha de su esposa le salían los dedos llenos de mí esperma y se los embarraba en los pechos de su esposa mientras la besaba con lujuria. Un rato después mi compadre fue por la botella de cava mientras las damas fueron al baño.
Yo seguía recostado viendo la película porno que en ese momento empezaba una escena de dos tipos con una mujer que está buenísima. Cuando salieron del baño se quedaron hipnotizadas viendo la escena los tipos tenían unas vergas como la de Gilberto, se las mamaba con todo la chica que intentaba meterse las dos puntas a su boca pero no le entraban. Comentaban entre ellas ¿tú ya lo hiciste así?... Gaby le respondía yo he hecho de todo, es muy rico. Apuraron sus copas y nos pusimos mi compadre y yo a cada lado de Paola para que nos mamara la verga al mismo tiempo, ella tomó una en cada mano y nos corría la lengua como si fuera un helado luego me empezó a dar una mamada profunda muy fuerte hasta su garganta la sacaba y me pajeaba mientras le daba un buen chupete a la de su marido, las ponía en la entrada de su boca y nos corría su lengua entre los dos glandes nos restregaba una verga con otra.
Luego me empezó a cabalgar lentamente mientras se la mamaba a su esposo, Gaby le acariciaba las chichis retorciendo con placer sus pezones mientras le daba uno que otro chupete a la pija de mi compadrito, Paola tenía un orgasmo tremendo muy parecido a los de mi señora pues también se le convulsionan las nalgas. En la televisión ya estaban en una doble penetración, Gaby animaba a Paola mira que te la hagan igual es muy rico yo te ayudo amiga, mi mujer tomaba una botella de aceite para Bebe y se lo aplicaba a Paola, le hacía círculos con sus dedos bañados de aceite y poco a poco le metía un dedo mientras mi mujer le decía; ponte suavecita no muerdas solo disfruta como entra y sale. Uff... yo sentía como entraba el dedo de mi esposa en el culito de Paola y casi me corro del morbo.
Luego eran dos dedos, mi compadrito se empezó a preparar bañando su verga con aceite y se fue acercando al culito de su mujer, mi esposa fue retirando sus dedos respingando las nalgas de Pao le daba instrucciones de la postura que debía tomar, mi compadre le empezó a empujar la pija para adentro, Paola grita; !Me duele para!! Mejor sácalo... mi esposa le exclamaba ¡no lo saques espera un poco! El dolor se te va a pasar espera... Paco le hacía más presión y ¡se le fue para adentro!!... Los tres estábamos quietos, lentamente se lo fui metiendo todo, Paola empezó a jadear con mucha fuerza y mi compadre se empezó a mover lentamente nos fuimos alternando en el mete y saca, Paola estaba casi desmayada tenía unas punzadas muy fuertes en su coño y culo tenía un orgasmo muy largo que la hacía agitarse de lado a lado temblaba como si tuviera frío.
En eso mi compadre se la saca y grita ¡en la madre!! Sale corriendo al baño, mi mujer veía sorprendida el culo de su amiga pues le estaba sangrando, Paola se desprendió de mí y se fue al baño, yo estaba muy caliente y Gaby también, así que tomó el lugar de Paola me empezó a coger con todo, le estrujaba las tetas mientras movía sus magníficas nalgas de lado a lado, en eso salieron del baño los dos y les preguntamos cómo está Pao, muy bien no fue nada, ya se le paró la sangre debe de haber sido una venita rota.
Mi esposa se estaba luciendo con la cogida que me estaba dando, Paola la veía con ojos de lujuria y le comentó a su esposo mira que rico cogen parecen actores porno. Paco tomaba la botella de aceite y se la aplicaba abundantemente en la verga y se colocó por atrás de mi esposa y nos dijo; ¿me invitan?... de inmediato se la empujaba por el culo a mi mujer que lo recibió con un movimiento de nalgas exquisito. Cuando Gaby se comporta como puta profesional dando clases de putería a Paola me da mucho morbo, de inmediato me pone a punto de corredme, más los tallones de verga que me daba Paco a través de la delgada membrana que nos separa estaba haciendo esfuerzos por aguantar.
Pao se asomaba por todos lados para ver de cerca cómo nos estamos cogiendo a mi esposa. Sin decir más Pao se empieza a masturbar su clítoris mientras nos veía con lujuria, acariciaba a mi esposa desde las nalgas hasta su cabeza, cuando mi esposa voltea hacia ella Paola le planta un besote de lengüita, Gaby tenía el orgasmo del siglo pues le brotaban muchos líquidos de su panochita intentaba jadear con todo pero los labios de Paola no se despegaban de su boca. Para mí fue demasiado y le soltaba unos chorros de leche caliente veía como se estremecía, cuando terminaba sentí como mi compadre le inyectaba chorros de semen en su culito, Paco se la sacó y mi mujer se dejó caer a un lado de mí, Paola estaba frenética pues se recostó junto a mi esposa para seguirla besando con todo mientras le embarraba su panocha en un muslo de Gaby. Me levanté y fui al baño me estaba orinando mi compadre estaba terminando de mear cuando le pregunto ¿Qué le pasó a tu mujer?... Anda tan caliente que se va a coger a Gaby. Jajaja.
Pues te juro que soy el primer sorprendido, Paola ha estado muy caliente toda la semana, hoy con la película porno notaste en que forma veía cuando las chicas se besaban sus panochas como que eso la prendió mucho, pues vamos a salir lentamente sin hacer ruido para ver que están haciendo. Nos quedamos con los ojos cuadrados cuando vimos que Paola estaba sobre mi esposa con las piernas abiertas restregaba su panocha en el coño de Gaby pellizcando con todo los pezones de mi mujer, para luego besarse con una lujuria extrema pues trenzaban sus lenguas, Paola le mordía los labios y le acariciaba las mejillas para que los labios de mi esposa no se le escaparan. Nos servimos otra copa mientras seguíamos absortos viendo cómo se besaban, abajo de las nalgas de mi esposa había un charco de leche de los tres pues Gaby cuando está muy caliente se viene muy fuerte. 
Paco les empezó a decir que las queríamos ver en un 69, Paola le pregunto a mi esposa que si le gustaba, ella solo asintió con la cabeza y Pao se fue de inmediato a mamar con todo el clítoris de mi mujer que salía bañado de mi leche mientras le acomodaba sus nalguitas en la boca, la lengua de Gaby corría por toda la rajita de Pao que en cuanto sintió que la lengua de Gaby entraba en su coño tuvo un orgasmo muy fuerte jadeaba con todo mientras sus nalgas se le convulsionaban, mi esposa con una gran maestría le mordía el clítoris con sus labios eso hacía que las nalgas de Pao se le movieran de lado a lado con unos gritos tremendos ¡Haahhggyy me estas volviendo loca!!! ¡Ayy que me estás haciendo no paro de veniiirme!! La pepa de Paola entraba y salía de la boca de mi esposa como si fuera un pene. Me quedé sorprendido con el tamaño que le salía de su rajita. Paola le mordía la panocha a mi esposa mientras le metía dos dedos, le mamaba intensamente el culo y el coño salía leche de mi compadre y mía, mi mujer se revolcaba en la cama no sé si de dolor o de placer pero gritaba con todo.  
Lentamente sus respiraciones fueron normalizándose se giró Paola y quedó recostada junta a mi esposa que le acariciaba su espalda mientras Pao la besaba tiernamente en la boca, mi compadre y yo intercambiamos miradas con cara de sorprendidos, busque mi ropa y me vestí mi compadre solo se puso su bóxer y nos fuimos al comedor para servirnos una cuba, como media hora después aparecieron mi esposa y Pao vestidas, terminamos la copa y nos fuimos pues era muy tarde para ser miércoles nos despedimos. En el camino le pregunte a mi esposa ¿Qué te parece Paola?... Creo que le gusta estar más contigo que con los hombres. Jejeje. Gaby me respondió muy seria: Lo que tiene Paola es que fue abusada sexualmente por las monjas del colegio donde estudió, cuando era una niña fue violada y amenazada que sí decía algo Dios la podía castigar,  por eso está tan afectada eso explica su forma de ser.
Al día siguiente en la oficina Toño me dijo mira que cara traes vienes muy bien cogido ¿Verdad?... te invito a comer. Le platiqué que fuimos a visitar a los compadres y que nos la pasamos cogiendo, le platique con lujo de detalles todo lo ocurrido y me respondió; esa Paola no es una belleza como tu esposa pero que rico coge la flaca, vamos a hacer una cena el sábado en mi casa pásame el teléfono de tus compadres para invitarlos. Le di el teléfono le pedí; invitas a Gil para que le de otra repasada... Jejeje. Claro que sí, tres mujeres para nosotros tres nos acaban muy rápido, como son de calientes yo creo que aguantan a Gil y otros dos cabrones más. Jajaja.

 Long Horn

No hay comentarios:

Publicar un comentario